Aprende a emprender con éxito

Nadie se convierte en emprendedor solo por el nacimiento de una idea. Es necesario innovar, crear, desarrollar y perseguir un fin económico, sin dejar a un lado o ignorar los riesgos financieros y retos que ello implica. Sin detenerse ante los obstáculos. Por el contrario, la perseverancia y constancia son claves para conseguir el objetivo.

En el mundo tecnológico hay ejemplos muy conocidos sobre el tema. Casos de emprendedores exitosos han sido llevados al cine, como el del fallecido Steve Jobs, cofundador de Apple, y Mark Zuckerberg, creador de Facebook.

Muchos conocen la historia de estos dos empresarios, que empezaron con nada y lograron construir “algo grande”. Sus nombres son famosos en esta era y es muy seguro que trascenderán en la historia de la humanidad.

Ambos han ocupado las primeras posiciones en la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo. Y por ello, es importante destacar que tanto Jobs como Zuckerberg eran muy jóvenes cuando dieron el primer paso para construir sus respectivos imperios. Enfrentaron grandes obstáculos, incluso legales, pero nada de eso los detuvo.

Mark Zuckerberg y Steve Jobs ahora son modelos a seguir para muchos emprendedores -novatos o experimentados- que desean conseguir el éxito al mismo nivel de estas dos figuras del sector tecnológico, o al menos “pisarle los talones”.

Quizás hasta compartas varias características personales con ellos. ¿Cómo saberlo? En Uniks puedes crear tu perfil recibiendo evaluaciones positivas de tus amigos y comparar los resultados con figuras públicas a las que consideres exitosas. Al final de este proceso tu nivel de autoconocimiento mejorará significativamente luego de completar la autoevaluación dentro de la aplicación y recibiendo tu “reporte de autoconocimiento”. 

Un pequeño consejo si quieres emprender con éxito: no tienes que imitar los pasos de Mark, Steve o cualquier otro para triunfar con tu negocio. Tan solo debes cumplir con ciertos atributos que seguro ya posees y solo necesitas potenciar. El éxito está en tus manos.

El emprendimiento empresarial requiere que seas decidido, audaz y también tengas una visión clara sobre los resultados que deseas conseguir. Es bueno atreverse a aventurar pero ir a ciegas sin tener claro el destino te conducirá directamente al arrepentimiento. Paso a paso, aunque lento, es más seguro.

Ser un líder capaz es otra de las características que un emprendedor exitoso debería cumplir. Poseer la destreza de guiar, controlar y alentar a la organización se traducirá en un ambiente productivo. A su vez, este impulso contribuirá a los buenos resultados que deseas obtener de la organización.

Sin embargo, no solo debes estar enfocado en la gerencia interna de tu negocio. Clientes felices que confían en la empresa o en el producto significan números positivos, además de una buena imagen. Para lograr esto debes ser instintivo, persuasivo y tener la perspicacia de conocer a tus usuarios o público objetivo.

Todo esto demanda inteligencia, creatividad y talento. Estos tres atributos personales van de la mano y se complementan entre sí. Explotar cada uno de ellos quizás requiera de esfuerzos o de estudiar, realizar cursos, llevar a cabo prácticas, investigar y estar al tanto de las tecnologías o herramientas que puedan facilitarte tu trabajo.

El aprendizaje constante resulta beneficioso. Te ayuda a expandir tus puntos de vista, a resolver problemas y sortear los obstáculos que puedan presentarse en tu camino al éxito, a prever problemas antes de que sucedan para evitarlos y contribuye a la creación y desarrollo de ideas.

El autoconocimiento además te permite descubrir virtudes y defectos que quizás no sabías que poseías a la vez que ayudará a reforzar aquellos que tanto tu como tus amigos y conocidos ven en tu personalidad.

Por último, ser una persona competitiva te llevará a escalar las posiciones que te separan de tu meta. Compite, precisamente, con la competencia pero también hazlo contigo mismo. Rétate. Impúlsate. Aliéntate a lograr más. Establece el listón bien alto y procura romper tus propios récords. Haz el esfuerzo.

Quizás parezca que son demasiadas exigencias para llevar a cabo tu negocio con éxito pero recuerda que es muy probable que ya poseas la mayoría de estos atributos, solo necesitas ponerlos en prácticas. Además, tienes el camino abierto para demostrar tus fortalezas y aplicarlas a tus proyectos para triunfar. Olvídate de las debilidades y concéntrate en tu objetivo. Emprendiendo puedes convertir un sueño en realidad.

Los comentarios están cerrados.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: