Rajoy y Puigdemont… ¿Se parecen?

Un choque de trenes con lesionados en la población. Así ha sido la constante disputa entre ambos políticos en España. Polarización entre una sociedad fragmentada entre los ideales de una Cataluña que ha tenido una historia larga buscando la independencia.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España, y Carles Puigdemont, expresidente del Gobierno de Cataluña,  aunque con responsabilidades distintas, han actuado de espaldas uno a otro sin buscar una aproximación política, lo que ha generado el conflicto que hoy se evidencia con violaciones a las leyes de un país.

Una moneda con dos caras idénticas que ha enfrentado más a la política de España, dejando una sociedad con profunda tristeza y desconfianza hacia ambos líderes que carecen de claridad al dirigirse a sus seguidores. Para algunos ambos han sido persuasivos y competitivos en aquello que buscan para llegar a las masas pero también ha dejado un costo en la política, al no ser confiables. Quizás tanto Rajoy como Puigdemont han sabido aprovechar estas dos cualidades con la finalidad de obtener los “resultados” que han deseado, de ser así, estaríamos frente a dos individuos con niveles de autoconocimiento muy altos.

Algunos culpan a Rajoy de no ser leal, atributo que debe persistir en la política para ganar votos o respaldo social. . En enero del 2006, Rajoy y el PP, iniciaron una fuerte campaña mediática de recogida de firmas contra el Estatut de Cataluña.

Por su parte, Carles Puigdemont inició su activismo político marcado por el independentismo, cabe recordar que en 1980 asistió a su primer meeting, de Jordi Pujol, y un tiempo después fue uno de los fundadores de la Joventut Nacionalista de Catalunya en Girona.

Al hacer una apuesta por la independencia o nada, Puigdemont ha roto la unidad mayoritaria de una gran parte de la ciudadanía catalana. Rajoy mediante la fiscalía consiguió el “martirologio” de la entrada en prisión de los “Jordis” con la consecuente respuesta ciudadana no exclusivamente independentista, dejando a la vista a una Cataluña dividida en un conflicto que ha extendido durante años.

Lo acontecido deja una idea sobre ambos políticos que divide a quienes opinan que sus habilidades principales son el liderazgo o la perseverancia. En las redes sociales Twitter, Facebook, Instagram o en aplicaciones como Uniks se puede visualizar en el mundo online se puede evidenciar las contraposiciones que existen ante ambas personalidades que han tenido en revuelo a todo un país con sus decisiones.

Ante lo planteado, se puede decir que, en menos de dos años, Carles Puigdemont pasó de ser un “completo desconocido” a ponerse al frente del mayor desafío lanzado en décadas al Estado español. Por su parte, Rajoy ha tenido que enfrentar el conflicto, siendo acusado del uso desmedido de los cuerpos policiales contra la población de Cataluña manteniendo siembre en su discurso que busca restaurar las leyes y el respeto por la constitución.

La independencia de Cataluña ha mantenido a pulso a dos radicales con atributos parecidos, pero con identidades o lineamientos políticos que van de los extremos. Una partida de ajedrez que movieron ambos a su antojo para llegar a los intereses de los grupos sociales que representan. Tácticas que lograron por medio de sus atributos como políticos que les permitieron generar afinidad de las masas y rechazos de otros.

Los comentarios están cerrados.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: