No olvides estas 10 cosas que necesitas para crear una start up

Las startups siguen de moda. Muchos millennials comparten el sueño colectivo de convertirse en un emprendedor exitoso de la talla de Mark Zuckerberg, Steve Jobs, Bill Gates, Serguéi Brin, Elon Musk o Amancio Ortega, por nombrar algunos de los personajes más famosos en este campo, que han logrado transformar al mundo con sus creaciones.

Seguir los pasos de estos líderes no es tarea fácil pero puedes empezar por lo evidente: crear una startup. Si tienes una idea innovadora ya puedes iniciar el camino hacia una empresa exitosa. Identifica una oportunidad, una necesidad del público que puedas satisfacer y parte desde allí.

La sociedad moderna se enfrenta a cientos de problemas cotidianos y si ninguno de los productos o empresas en el mercado han logrado resolverlos, entonces es tu oportunidad de crear alguna ingeniosa solución tecnológica.

Traza una meta realista y sigue estos 10 pasos para iniciar una startup exitosa.

  • Identifica el problema que resuelve tu idea:

Tu producto o servicio debe estar dirigido la resolución de un problema o a satisfacer una necesidad y/o deseo. Si no cumple esta función entonces no lograrás que las personas y potenciales clientes se emocionen por él.

Imagina. Pregúntate si tu creación es funcional, si servirá para facilitar alguna tarea o simplemente para entretenimiento. Debes tener claro cómo vas a vender lo que ofreces.

  • Investiga y evalúa: 

Haz un sondeo de mercado y conoce qué dicen las personas sobre los temas relacionados con tu producto o servicio.Evalúa la recepción del público en torno a tu idea y analiza. La información que obtengas puede servirte para medir el impacto de tu idea en el mundo real.

  • Busca a la competencia:

Continúa tu tarea de investigación. Los datos que arroje pueden ayudarte a descubrir si otra persona se adelantó y ya desarrolló alguna idea similar a la tuya. Lo que menos deseas es invertir tu tiempo y dinero en algo que ya existe. Sé competitivo.

  • Marca la diferencia:

Una vez que tengas definido tu producto o servicio e identificados a tus competidores, establece en qué se diferenciará lo que ofreces de lo que ya existe en el mercado. Si tu idea no es distinta entonces los consumidores pensarán que solo creaste una copia de algo.

  • Segmenta a tu clientela:

Define quiénes quieres que sean tus clientes. “Todos” no es una respuesta realista ni que se adapte a tu meta. Debes conocer a tus consumidores y saber a qué tipo de personas vas a vender tu producto o prestar tus servicios. Así podrás crear las estrategias necesarias para llegar a tu público objetivo y, más adelante, ganarte su confianza y fidelidad.

  • Usa palabras claves:

Describe tu producto tal y como es. Explica su funcionalidad sin divagaciones o palabras de más que solo confunden al cliente. Sé claro y conciso pero no olvides ser creativo. Recuerda que la idea es enganchar al consumidor e inversionistas potenciales.

  • Organiza tus requerimientos:

Determina lo que necesitas para crear tu producto. Desde los recursos que utilizarás hasta el personal para desarrollarlo.

De nuevo: investiga, habla con expertos en la industria que te sirvan de guía, contacta con los proveedores, forma tu equipo y conviértete en su líder. Invierte de forma inteligente. Será un proceso largo y extenuante pero valdrá la pena tomarlo con calma.

  • Haz un prototipo:

Si tu producto es tangible, haz un prototipo físico que funcione. En la medida de lo posible, incluye una explicación de los requerimientos de funcionalidad y producción. También podrías diseñarlo en formato digital, de ser necesario.

Por otro lado, si es un servicio lo que estás creando, puede hacer un mapa de procesos que detalle al consumidor los puntos de contacto.

  • Lee los números:

El análisis financiero es clave e importantísimo. Tu proyección debe ser acertada y convincente pero sin dejar de lado el positivismo. Debes poder detallar el punto de equilibrio entre la inversión y las futuras ganancias.

  • Planea y persigue tu meta

Establece un plan y escríbelo para ti mismo. Es necesario para que te organices y sepas qué hacer, cuál es el paso siguiente y cómo tomarlo. Sin embargo, ten en cuenta que tu plan cambiará constantemente a medida que se presenten distintas situaciones. Eso está bien; el dinamismo y la flexibilidad pueden ayudarte a ir más lejos.

Si sigues estos 10 pasos tendrás una guía para tu crear tu startup pero también debes tener en cuenta el trabajar en ti mismo y explotar al máximo tus atributos.

¿Y cuáles son estos atributos que te ayudarán a crear una startup exitosa? Uniks es la herramienta que te permite analizarlo y sincerarte contigo mismo sobre las cualidades que posees y los aspectos personales a mejorar.

¿Eres responsable para llevar a cabo tu proyecto y mantenerte fiel al mismo? ¿Persistente y emprender? ¿Carismático, persuasivo, organizado, inteligente, creativo? Analízalo con Uniks y atrévete. Da el gran salto para hacer realidad tu visión. ¡Podrías crear algo genial!

Los comentarios están cerrados.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: